lunes, 5 de agosto de 2013

Qué es el Agnus Dei


ORÍGENES

El origen del Agnus Dei es bastante incierto. Algunas autoridades insisten en la falta de evidencias de su existencia antes del siglo IX. Pero parece probable que tiene su origen en el uso pagano de talismanes o amuletos, de los que el pueblo fue apartado gradualmente para sustituirlos por algo cristiano bendecidos con una oración. La reciente historia del Ceremonial Católico tomó muchos paralelos para la cristianización de los ritos paganos.

No existe ninguna duda de que el Agnus Dei es originario de Roma. Si esto es correcto probablemente podemos llegar hasta el origen que se remonta a la derrota del paganismo en dicha ciudad alrededor del siglo V. Nosotros sabemos que la primera vez que se menciona el Agnus Dei (Alrededor del año 820) era hecho con los sobrantes del Cirio Pascual del año anterior. También sabemos por Ennoldius (año 510) que los fragmentos del Cirio Pascual eran usados como protección contra las tempestades y quemaduras.

También es posible que la mención de la bendición de la cera en tiempos del Papa San Zósimo (año 418) en el "Liber Pontificalis" (1ª. edición) debe ser interpretado de acuerdo a Monseñor Duchesne, como el Agnus Dei aunque probablemente se refiera al Cirio Pascual. Fue durante este período, y antes del concilio de Trullan del año 691 que al símbolo del cordero se le dio más relevancia. Los ejemplos citados de unos primeros Agnus Dei como el de Gregorio El Grande en el tesoro de Monza no pueden ser garantizados. El más remoto espécimen actualmente en existencia pertenece al tiempo de Gregorio XI año 1370.

El nombre Agnus Dei ha sido dado a ciertos discos de cera con la figura impresa de un cordero y bendecidas en una ceremonia especial por El Santo Papa. Estos discos son redondos o algunas veces ovalados. Agnus Dei significa, Cordero de Dios.

El cordero generalmente sostiene una cruz o una bandera, otras veces llevan figuras de santos o el nombre y el escudo de armas del Papa está frecuentemente impreso en el reverso. Estos Agnus Dei pueden ser usados, colgados alrededor del cuello, o guardados como objetos de devoción. En virtud de la consagración que han recibido ellos son reconocidos tal como el Agua Bendita, las palmas benditas, etc., como "Sacramentales".



HISTORIA

Desde tiempo de Amalarius año 820, en adelante encontramos que se menciona el uso frecuente del Agnus Dei. En un período posterior eran frecuentemente enviados por los Papas como regalo a los soberanos y a personajes distinguidos.

Existe una famosa carta en verso que acompañaba al Agnus Dei que regalo el Papa Urbano V al Emperador Juan Paleologo en 1366. Entre las leyes penales de la Reina Isabel el Agnus Dei es frecuentemente mencionado entre otras "Bagatelas Papales" cuya importación a Inglaterra estaba estrictamente prohibidas.



BENDICIÓN Y DISTRIBUCIÓN


Conocemos por el "Ordo Romanus" editado por Muratori (Lit. Rom, II p. 1004) que en siglo IX el archidiácono elaboraba los Agnus Deis temprano en la mañana del Sábado Santo con cera limpia mezclada con Crisma, y que era distribuida por él a la gente en el sábado siguiente (Sabbato in Albis).

En una fecha posterior el mismo Papa generalmente asistia tanto a la bendición como a la distribución. La gran consagración del Agnus Dei se realizaba solamente en primer año de pontifícado y de allí en adelante cada siete años, esta regla se encuentra todavía en vigor.

Los discos de cera son ahora previamente preparados por algunos monjes y ya no se usa crisma. En el miércoles de la Semana de Pascua estos discos son presentados al Papa quién los sumerge en un depósito de agua mezclada con crisma y bálsamo y diciendo algunas oraciones consagratorias. La distribución toma lugar con solemnidad el sábado siguiente, cuando el Papa después del "Agnus Dei" de la misa pone un paquete con Agnus Dei en la mitra invertida de cada cardenal y obispo que asisten a la ceremonia.



SIMBOLISMO Y USO


El simbolismo del Agnus Dei se puede deducir de las oraciones usadas en varias épocas para bendecirlos. Así como en el Cirio Pascual la cera representa la carne Virgen de Cristo, la Cruz asociada con el cordero, sugiere la idea de una víctima ofrecida en sacrificio y así como la Sangre del Cordero Pascual protegió las casas de la destrucción del Ángel, el propósito de estos medallones consagrados es de proteger a quienes los usen o posean de toda influencia maligna.

En la oración de bendición se hace mención especial de pedir protección contra los peligros de las tormentas y de la peste, del fuego y de las inundaciones y también de los peligros en que se encuentran las mujeres que van a dar a luz. Es costumbre en Roma acompañar el regalo de un Agnus Dei con un folleto impreso que describe sus virtudes.

Milagrosos efectos han obtenido los que lo usan con piedad. Fuegos han sido extinguidos, e inundaciones han sido detenidas. La fabricación de falsificaciones, y aún el pintar o adornar genuinos Agnus Dei ha sido estrictamente prohibido por varias Bulas Papales.



 PASTA DE LOS MARTIRES

Existen también Agnus Deis de color gris hechos con la mezcla de cera y polvo que se cree es de los huesos de los mártires. Estos Agnus Dei que son llamados "Pasta de los Santos Mártires" no necesitan una consagración especial y son tratados como reliquias.

Tomado de ACI Prensa


Beneficios y Gracias del que lleva el Agnus Dei

1- Que a la vista o toque el Cordero impreso en estos discos de cera, los fieles sean inspirados a vivir en los misterios de nuestra Redención recordados por este símbolo; y sean movidos a alabar, venerar y exaltar la bondad de Dios con nosotros, esperando obtener perdón de sus pecados y ser lavados de toda mancha.

2- Que a la señal salvadora de la Cruz representada en el Agnus Dei, los espíritus malignos tiemblen y huyan; que el granizo cese, las tempestades se calmen y los remolinos, relámpagos y huracanes se dispersen.

3- Que por Divina intervención, las acechanzas, engaños y trampas de Satanás no prevalescan.

4- Que las Madres sean socorridas durante el parto y que sus hijos nazcan con bien.

5- Que quien piadosamente venere el Agnus Dei venza y sea inmune a las plagas, las pestilencias y las enfermedades contagiosas; que escape del daño en el mar y también del incendio, la inundación y la malicia de los hombres.

6- Que el Divino socorro lo fortalezca para llevar buena y mala fortuna; que por los misterios de la Vida y Pasión de Jesucristo sea librado de los engaños humanos o diabólicos; de la muerte repentina y desprovista; y finalmente de cualquier mal que amenace al género humano.

Es un asunto de creencia firme, confirmada por varios milagros extraordinarios, que estas gracias y favores suelen ser concedidas a los fieles por la Divina munificencia en virtud de las bendiciones y oraciones del Vicario de Cristo, el Papa, consagrando esos discos de cera como cabeza de la Iglesia Católica. Si, sin embargo, el resultado deseado no es siempre obtenido, esto no debe ser atribuido a la falta de eficacia por parte del Sacramental, sino mas bien a la tibieza de los suplicantes, o a alguna causa escondida en conformidad con los designios del Altísimo.




ORACION DIARIA PARA LOS QUE LLEVAN EL AGNUS DEI

Jesús mi Salvador, verdadero Cordero de Dios, que borráis los pecados del mundo, por vuestra infinita misericordia os ruego perdonar mis iniquidades. Por vuestra Sagrada Pasión os ruego preservadme este día del pecado y protegerme de todo mal. Para vuestro honor y gloria llevo conmigo este Agnus Dei como una protección para mi alma y mi cuerpo, y como un aliciente para practicar las virtudes que habéis enseñado, especialmente mansedumbre, pureza y caridad.

En memoria de aquel sacrificio de amor que habéis ofrecido por mí y por todo el género humano en el Calvario, me consagro enteramente a Vos. Morísteis en la Cruz por amor a mí; ¡dejad que muera a mí mismo por amor a Vos! Guardadme en vuestro amor y Vuestra  gracia hasta el fin de mi vida, para que pueda bendeciros por siempre  con los santos en el cielo.

Amén!!





El Escudo de Puerto Rico, con el Agnus Dei sobre el libro de los 7 sellos.En la cartela de abajo aparece en latín "Juan es su nombre" : San Juan de Puerto Rico.

“¿Quién es digno de abrir el libro y romper los 7 sellos?” (Apocalipsis 5: 2)

"Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, ya que fuiste degollado y por Tu Sangre compraste para Dios a hombres de toda raza, de toda lengua, pueblo y nación." (Apc. 6: 9).


Nota:

LOS AGNUS DEI NO SE PUEDEN VENDER, COMO HAN LEÍDO HAN SIDO BENDECIDOS POR EL SANTO PADRE.





Si desea más información puede dirigirse a:

The Universal Living Rosary Association
P.O. Box 1303
Dickinson, Texas USA 77539 U.S.A.