sábado, 15 de julio de 2017

Oración a María Inmaculada

¡Oh Inmaculada y Santísima Virgen, ¡Madre de Nuestros Señor, rezadle a Él por nosotros, vuestros hijos, que recurrimos a vos!

Oh Virgen Inmaculada, que fuiste agradable a los ojos del Señor y te convertiste en Su Madre, mira misericordiosamente a los desdichados que imploramos tu poderoso auxilio. La malvada serpiente, sobre la que la primera maldición fue arrojada, continúa haciendo guerra y tendiendo acechanzas a los desgraciados hijos de Eva.

Ah, Nuestra Santísima Madre, Nuestra Reina y Abogada, quien desde el primer instante de tu concepción quebrantaste la cabeza de nuestro enemigo, recibe las plegarias que unimos a las tuyas con un solo corazón, y te suplicamos, humildemente, ante el Trono de Dios, que jamás caigamos en las acechanzas de  tendidas por el enemigo, de tal manera, que todos vayamos al refugio de la salvación; y en medio de tantos peligros, que la Santa Madre Iglesia y la hermandad de los cristianos por doquiera canten una vez más el himno de la liberación, de victoria y de paz.


Amén.